La Reforma al Código Penal de República Dominicana.

Share Button

La Reforma al Código Penal de República Dominicana.

 La reforma al Código Penal que cursa en la Cámara de DiputadosLa Reforma al Código Penal debe ser el resultado de una discusión profunda de académicos, sociedad civil y sectores representativos de la justicia.

 Razones poderosas motivan un debate amplio del modelo de Código Penal que queremos, porque de lo que se trata es de una reforma integral, que repercutirá en la política criminal, y las bases del sistema penal.

 A nuestro parecer, parte del debate, necesariamente debe abordar  si la normativa se ajustará o no a los principios del Estado Social, Democrático y de Derecho, consagrado en la Constitución del 26 de enero del año 2010. De ahí debemos partir.

 El Proyecto de reforma toma como modelo, el Código Penal Francés del año 1993 que quedó corto con respecto a otros códigos de Europa Continental.

 Esas lagunas son arrastradas por el proyecto de ley que reposa en la Cámara de Diputados, y sometido a revisión por la Comisión de Justicia.

 Urge corregir esas lagunas, y entre las propuestas en esa dirección presentamos las siguientes:

 1) En la parte que corresponde a los principios, deben agregarse los principios de utima ratio penal, máxima taxatividad, humanidad, y que se establezca de manera expresa la excepción al principio de legalidad restrictiva, la analogía in bonam partem;

 2) En la parte general del Código Penal proponemos una definición de delito;

 3) Proponemos la inclusión de la diferencia de error de tipo y error de prohibición para no generar confusión entre uno y otro concepto;

 4)  Que la tentativa no se castigue como el delito consumado en consonancia con principio de razonabilidad para que se  pueda configurarse los concursos cuando se den aquellos casos de error de tipo. A modo de ejemplo: el aberratio ictus en el homicidio, que se castiga como un homicidio tentado en concurso con un homicidio imprudente;

 5) Salir del sistema de división tripartita de las infracciones, y llevar las contravenciones al ámbito del derecho administrativo;

 6) Establecer un sistema diferenciado de participación, entre el autor, inductor y cómplice;

 7) Los casos de encubrimiento deben ser  sancionados con la creación de un delito especial y no como un acto de complicidad que se realiza posterior a la consumación del delito. Los actos de complicidad son aportes a la obra delictiva, y como tal, pueden realizarse antes y durante la realización de la conducta delictiva, no posteriormente.

 8) Incorporar en la codificación, los delitos  más intolerables y que causan mayor daño  a bienes jurídicos como los crímenes de narcotráfico, lavado de activos, los delitos societarios, los delitos de medio ambiente y delitos económicos. Para terminar con la dispersión de nuestra legislación penal, que tipifica dichas conductas mediante legislación especial.

 9) Sacar los delitos de bagatela del Código y sancionarlos en otros sectores del ordenamiento jurídico. Un caso paradigmático que está contemplado en el Proyecto de Código Penal que a nosotros nos parece ridículo corresponde al delito de fullería.

 10) Sometemos, por último, a la consideración de los legisladores, que se incorporen a la reforma del Código Penal criterios claros y definidos sobre la omisión impropia.

 Esos aportes, como otros que no mencioné, si son bien ponderados por los legisladores, harán posible  la cristalización de un Código Penal ajustado a los valores y principios constitucionales, y consecuentemente, la aplicación de una justicia penal más racional. Preferimos un Código bien diseñado y que limite el poder punitivo del Estado, a un Código moderno que expanda de manera desproporcionada el ius puniendi.

 Víctor Horacio Mena Graveley.

Whats App: 809-309-0594

About the Author

victorhoracio@hotmail.com

Soy de una provincia del norte de República Dominicana llamada Puerto Plata y me gustaría compartir contigo conocimientos e información. Mi número de móvil es el 8093080595

No Comments

¿Qué te pareció el escrito?