¿ES POSIBLE LA SEGURIDAD HUMANA?

Share Button

 

¿ES POSIBLE LA SEGURIDAD HUMANA?

A comieSeguridad Humananzos de los noventa en un informe sobre el desarrollo humano preparado por el PNUD (Programa al Desarrollo de Naciones Unidas), se utilizó por primera vez el concepto de “seguridad humana” vinculado directamente al desarrollo humano sustentable. Se entiende por desarrollo humano sustentable al goce de todos los derechos de un individuo perteneciente a una comunidad, que pueda llevarlos a cabo en plenitud a lo largo de su vida, con felicidad, dignidad, igualdad de oportunidades, en solidaridad, etc., que ningún vaivén ni de orden económico, ni político ni social pueda atentar o detener su desarrollo y que lo que tiene hoy no pueda desaparecer mañana. Decía que en 1994 aparece por primera vez el concepto pero que aún hoy está en proceso de discusión y maduración por lo que existen innumerables definiciones según el enfoque académico o político se haga. Entre los variados ensayos de definiciones, podría citar a Taylor Owen que en el libro “La guerra y la paz…” expresa que ” la seguridad humana comprende la protección de todos los individuos de las amenazas ambientales, económicas, alimentarias, médicas, personales y políticas”. O la de Fen Hampson que afirma que “es una aspiración compartida que tiene por objeto promover y hacer progresar los derechos humanos, especialmente de manera que los individuos cuya seguridad física y bienestar sean amenazados puedan ponerse fuera de peligro”. La seguridad humana se ha convertido en el foco central para la diagramación de políticas de los gobiernos a nivel internacional, con fuerte hincapié en la responsabilidad de PROTEGER, y la característica esencial de esta seguridad es que el objeto de protección es el individuo y no la protección al Estado, puesto que las amenazas provienen al mismo tiempo del exterior y del interior de los Estados. Estos tienen un DEBER irrenunciable que es el de cuidar a sus ciudadanos, y no cumplir con ello o hacerlo deficientemente o dejar de hacerlo incurren en una falta grave. Así otros autores incorporan “la seguridad societal ” y por lo tanto la actividad humana, cualquiera sea su ámbito y origen , también es una amenaza, como pueden ser el trafico de drogas , el de personas , la corrupción, la violencia de género, la pobreza, la desigualdad, la desnutrición ,etc. siendo graves todas estas amenazas para la seguridad humana . Desde este punto de vista es que se cuestiona la capacidad del Estado para garantizarla, y se sostiene incluso, que el no poder llevarla a cabo, es entonces caer en la inseguridad.

La realidad que nos golpea.

De acuerdo a informes presentados por investigadores y especialistas destacados de Latinoamérica (Instituto Interamericano de Derechos Humanos en Costa Rica) la seguridad ciudadana es una preocupación que se mantiene en el primer lugar en las evaluaciones o encuestas efectuadas en toda la región, y por lo tanto tema central en las agendas de las administraciones que con seriedad y responsabilidad se ocupan del tema. Continúan los informes advirtiendo datos y sucesos que por cierto nos son comunes y cotidianos , ya que los delitos del día a día contra la integridad física , la vivienda y bienes en general de miles de ciudadanos en calles y barrios – se denomina habitualmente inseguridad ciudadana- , nos impacta a toda América Latina sin excepción en los últimos años y tiene causas de orden estructurales y coyunturales con grandes secuelas sociales contando como los más comunes al desempleo , la desigualdad, la iniquidad, la exclusión y mucha falta de solidaridad social ; las coyunturales , son el flagelo de la droga y el narcotráfico. Otro dato a resaltar y también común, es que la delincuencia es cada vez más juvenil y más violenta, encontrándonos la población entera en una clara situación de vulnerabilidad, potenciada por la sensación de inseguridad por las últimas noticias que se dan a conocer, que la convierten en un verdadero sentimiento de inseguridad lo que deja a las claras la indefensión de los ciudadanos frente a este problema, pero también deja evidenciado el divorcio entre sociedad y Estado. Para ello Argentina y la región toda, debe abordar sin más dilaciones como una relación estrecha a la inseguridad ciudadana y a los derechos humanos. Desde el estado de derecho siempre se debe ver a la seguridad como un valor y desde la óptica de los derechos humanos. Por ello, y para que no caiga en descreimiento, el desafío del Estado es constatar si es capaz o no de responder con eficacia frente a las verdaderas causas del problema, y hay que poner proa ahora y definitivamente erradicando las causas que originan la inseguridad o mejor dicho la delincuencia, y no quedarse sólo con planes de prevención y reacciones ocasionales en dichas políticas. La formulación de una verdadera política de seguridad pública demandará una visión integral que contenga siempre una perspectiva democrática potenciando el tejido social para que, desde este nuevo paradigma se aprecie una dimensión de seguridad fortaleciendo al Estado democrático como defensor de TODOS los derechos humanos junto a una sociedad civil fuerte que luche por ellos y no en su vulneración.   ¿Será factible entonces alcanzar el desarrollo humano sustentable y que hagamos efectiva la seguridad humana? , ojalá que pronto así sea.-   Dra.Jessica Valentini Directora Ejecutiva del ILO Ex Defensora del Pueblo de la Provincia de Córdoba

About the Author

victorhoracio@hotmail.com

Soy de una provincia del norte de República Dominicana llamada Puerto Plata y me gustaría compartir contigo conocimientos e información. Mi número de móvil es el 8093080595

No Comments

¿Qué te pareció el escrito?